Capilla de Jesús atado a la columna.

Capilla de Jesús atado a la columna.


Es una talla de madera de pino de Suecia y mide 360 cm. contando la piedra. Lo que se ha tratado representar con esta escultura del Cristo de la Columna, no es a éste, destrozado bajo los golpes despiadados de los verdugos, desangrado, a punto de caer derrotado. Esta imagen representa un concepto completamente opuesto a un Jesucristo sometido. Se ha creado un monumento a la columna como eje sólido e inamovible, sustento de la fe católica. Una línea perfectamente vertical que parte desde su base de piedra y que se eleva hacia lo alto, en consonancia al entorno arquitectónico del estilo gótico en el que se encuentra. La espalda en tensión o los dedos crispados, dejan traslucir, no tanto el sufrimiento por el castigo, sino la resistencia ejercida para mantenernos alejados del pecado. Existen tres elementos que conforman el monumento escultórico. La columna, de piedra caliza, que es la representación de lo terrenal, del hombre. La imagen de Jesús, tallada en madera, que simboliza lo divino. Y la cuerda, que atada a una argolla de la columna, asciende hasta enlazar sus muñecas. Ésta es el nexo entre la tierra y el cielo. Es el cordón umbilical que une a toda la humanidad con su Padre. Fue esculpida por el escultor gandiense Ricardo Rico en el año 2004, y bendecida en este mismo año por el Abad, Alberto Caselles. Es la única pieza de arte contemporáneo que se conserva en la Colegiata, fue sufragada por la Hermandad de la Flagelación.

Ir a Inicio
Haz tu Donativo
Archidiócesis de Valencia

Página web para hacer tu donativo
Archidiócesis de Valencia
Archidiócesis de Valencia

Página web de la Archidiócesis de Valencia